El pasado martes 28 de Julio el periódico Las Provincias publicaba la noticia del decomiso de 670 pájaros de procedencia ilícita de la variedad de fringílidos por los servicios de la Unidad de Seguridad Ciudadana de la Guardia Civil (USECIC) .

La Federación Ornitológica Cultural Silvestrista Española (FOCSE) en representación del Silvestrismo y como no puede ser de otra manera, condena enérgicamente el  hecho deplorable del tráfico ilegal de fringílidos. El silvestrismo es una actividad legalizada y muy arraigada en  el estado español  que tiene como objeto prioritario la captura, tenencia y reproducción en cautividad de determinadas aves pertenecientes a la familia de los fringílidos, en especial el pardillo, jilguero, verdecillo, verderón y pinzón común con el fin de apreciar su canto en concurso y exposiciones , disfrutar en estado natural, de su observación, comportamiento, captura y posterior liberación de las misma en perfectas condiciones, así como la promoción de investigaciones científicas y técnicas relacionadas con estas aves y  en coordinación con las universidades y administraciones autonómicas y estatales.

El silvestrismo tiene un valor cultural y antropológico inmenso ajeno a  estas conductas delictivas que practican ciudadanos desaprensivos que nada tienen que ver con la actividad silvestrista. Es evidente, que transportar 670 pájaros de Cádiz a Barcelona es porque existe una  demanda mayor de los cupos de captura permitidos por el Ministerio de Agricultura Alimentación y Medio Ambiente, lo que pone en evidencia que el Magrama debe flexibilizar y revisar las actuales Directrices Técnicas  para la  adaptación de la extracción de fringílidos del medio natural  concediendo un mayor cupo de capturas  que cubra reglamentariamente las necesidades del silvestrismo y evite  que se dispare el furtivismo con hechos tan desagradables como el que nos ocupa que vulnera cualquier regulación referente al bienestar animal. Por lo tanto, entendemos que el peligro que puede entrañar una falta de cobertura legal al silvestrismo resulta más que preocupante.

Partiendo de que actualmente los niveles poblacionales de esta especies son abundantes, el impacto de las  restricciones llevadas a cabo por el ministerio no harán más que aumentar exponencialmente el furtivismo. La Directiva de Aves de la UE en su artículo 9 apartado 1 letra c) da cobertura legal a la captura de fringílidos para usos tradicionales de carácter recreativo. La legislación que ha regulado nuestra actividad, ha prohibido la venta de estos pájaros, por lo que el silvestrismo requiere de soluciones diferentes a la comercialización de aves,  tampoco procede la cesión de aves  a personas no pertenecientes a entidades silvestristas, simplemente por la razón de que si no pertenecen, ni están federadas, no participan en exposiciones de concursos de canto ni colaboran en la consecución de los fines de la Federación.

No hay comentarios

Dejar respuesta

*